Cambiemos denunció que «la corrupción está destruyendo la educación en Chubut»

Luego de una semana con muchos rumores sobre la situación educativa en Chubut y la renuncia de la ministra, ya aceptada por el gobernador Mariano Arcioni, referentes del PRO reprocharon el manejo que se está realizando por parte del ejecutivo provincial.

«A la luz de los hechos acontecidos recientemente, en los que se encontrarían involucrados funcionarios del gabinete de Mariano Arcioni en posibles maniobras de corrupción relacionadas a la contratación fraudulenta de obras públicas en distintas escuelas de Chubut, con sobreprecios y empresas “armadas” para la ocasión, los partidos políticos que integran la alianza Cambiemos desean expresar públicamente su visión y preocupación sobre la cuestión», inicia la misiva enviada bajo la firma de los presidentes del PRO Daniel Laudonio, y de la UCR, César Herrera.

«Como primer punto, corresponde resaltar que nos encontramos frente a un procedimiento reiterado y sostenido en el tiempo. No es la primera vez que miembros de la actual gestión de gobierno se ven involucrados en hechos de corrupción ni que el ejecutivo provincial mantiene en su cargo a un funcionario sospechado de cometer dichos actos. Agregando que, en este caso particular, el gobierno permitió que la Ministra de Educación incumpliera dos veces consecutivas con su obligación de concurrir a la Legislatura al ser citada para su interpelación, aceptando su renuncia recién horas antes de producirse una serie de procedimientos judiciales».

En ese sentido, remarcaron que: «No solo resulta llamativo, sino extremadamente preocupante que se haya dispuesto apartarla del cargo cuando eran inminentes los allanamientos y la escalada de la investigación penal, así como su continuidad en la lista de candidatos a diputados provinciales del oficialismo».

«Tan sorprendente y alarmante es la situación, que se admite la presencia del Ministro de Gobierno en los allanamientos. Este acontecimiento demuestra, por sí mismo, que el ejecutivo sabe de antemano sobre un procedimiento que por definición debe estar en reserva y, por otro lado, pasa por alto que el funcionario es parte del mismo gabinete que la funcionaria investigada, pudiendo tener responsabilidad funcional y personal en los hechos cuestionados».

La justicia no debiera permitir, bajo ningún concepto, que ocurran este tipo de interferencias en los procedimientos, ya que, en definitiva, es todo el gobierno provincial el que está siendo investigado».

Además, y como cuestión fundamental, «destacamos que quienes son profundamente perjudicados por los hechos relatados en este documento, son los alumnos de todas las escuelas de la provincia de Chubut».

«El año pasado ocupamos un lamentable primer puesto: fuimos la provincia con más días sin clases de todo el país. Durante setenta y ocho días nuestros hijos no pudieron asistir a las aulas», recordaron.

«Hoy, numerosos edificios escolares se encuentran deteriorados al punto de no ser aptos para el dictado de clases regular. Un considerable número de niños, niñas y adolescentes chubutenses continúan sin clases o asistiendo a edificios que ponen en peligro su integridad física, sin las condiciones edilicias necesarias, sin tizas, sin boletines y sin cubrir necesidades básicas y esenciales que garanticen su derecho a la educación».

«Por ello, llamamos a la reflexión urgente y exigimos el cumplimiento de las condiciones institucionales que garanticen el derecho a la educación en la provincia de Chubut y la investigación transparente e imparcial de los hechos de corrupción con plena independencia de los poderes del estado».

«La corrupción destruye la educación y con ella, hipoteca el futuro de nuestros hijos», finalizó el comunicado oficial.